TOCADOS, .. PERO NO HUNDIDOS!

08/07/2020

En tiempos como los presentes, me viene a la mente la frase "No me lo acabo "; seamos conscientes o no la pandemia actual y todas sus consecuencias han supuesto la irrupción de cambios, y acontecimientos inesperados, nuevos e incómodos. Algunos de estos han sido muy disruptivos: afrontamiento de la enfermedad, la muerte de seres queridos, la adversidad, la impotencia, la distancia, la incertidumbre laboral y un largo etcétera.

El carácter inesperado, e imprevisto nos lleva a confrontar todo esto, y no es nada fácil, en ningún modo. La incertidumbre, el miedo al contagio y a la enfermedad, los rituales de limpieza, el desconfinamiento, el miedo a la muerte de familiares y amigos, los rumores, la rotura de la rutina..., ponen a prueba nuestros límites y pueden ir menguando nuestros ánimos y nuestra fortaleza. Precisamente todo esto comporta ansiedad, miedo, rabia, mucha tristeza, pensamientos persistentes, irritabilidad, intranquilidad, que se manifiestan en conductas como las dificultades para dormir, cambios en nuestros hábitos alimentarios, variaciones (no habituales) de nuestro estado anímico o sencillamente no sentirse bien emocionalmente.



“La incertidumbre, el miedo al contagio y a la enfermedad, el miedo a la muerte de familiares y amigos..., ponen a prueba nuestros límites.”
 



No es extraño pues, que durante estas semanas hayamos experimentado cualquiera de estos fenómenos, aun así su persistencia semana a semana y las variaciones en su intensidad son aspectos que no deberíamos ignorar ni minimizar, más bien todo lo contrario, son la señal de alarma de que hay algo que necesita ser atendido, y que si se ignora puede empeorar y cronificarse llevando al progresivo deterioro de nuestra calidad de vida y de las personas de nuestro alrededor

Hay que tener en cuenta que las personas con problemas psicológicos (ya previos al estado de alarma) pueden estar más fácilmente expuestas al sufrimiento emocional, pero no olvidemos que todos y todas estamos expuestos, y en estos casos es necesario buscar ayuda profesional con las siguientes finalidades:

  1. Revertir este sufrimiento
  2. Prevenir su cronificación
  3. Prevenir su cronificación

Los tiempos presentes están "tocando" varios aspectos de nuestra vida personal, laboral y familiar, pero no permitamos que esto nos hunda, podemos salir a flote y adelante!



“las personas con problemas psicológicos (ya previos al estado de alarma) pueden estar más fácilmente expuestas al sufrimiento emocional, pero nadie está completamente a salvo, y en estos casos es necesario buscar ayuda profesional”




Si has experimentado algunos de los síntomas descritos en el artículo y observas que persisten e interfieren en tu vida, te queremos señalar que merece la pena buscar ayuda profesional para que estos no empeoren. Desde el servicio de psicología de NeuroLleida te podemos ayudar. Llámanos y te informaremos.

Joan Enric Vidal Pañella
Psicólogo de NeuroLleida
Núm. Col. 14831