NEUROLLEIDA Asociaciones Lleida Lleida
NEUROLLEIDA Asociaciones Lleida Lleida
NEUROLLEIDA Asociaciones Lleida Lleida
NEUROLLEIDA Asociaciones Lleida Lleida
NEUROLLEIDA Asociaciones Lleida Lleida

El servicio de ASPID inicia una nueva línea de trabajo, la investigación en el área de la salud

NEUROLLEIDA CREA UN GRUPO DE INVESTIGACIÓN PARA ESTUDIAR EL ENVEJECIMIENTO SALUDABLE

20/07/2018

Proyecto pionero en las tierras de Lleida para analizar el funcionamiento cognitivo e identificar las variables protectoras del deterioro cognitivo

NeuroLleida, el servicio de neurorrehabilitación de ASPID especializado en la neurorrehabilitación y la prevención de patologías neurológicas, ha creado un grupo de investigación para estudiar los factores relacionados con el envejecimiento saludable y la prevención del deterioro cognitivo. Este grupo de trabajo quiere contribuir a la investigación en el campo de la neurociencia y es formada por neuropsicólogos y médicos, a los que se añadirán más adelante otros perfiles sanitarios. Con esta iniciativa, ASPID se estrena en un ámbito nuevo, la investigación en el área de la salud. NeuroLleida ha iniciado su línea de investigación por medio de dos estudios, los resultados serán de interés para la comunidad científica y médica. Tienen una duración de 2 años, se iniciaron el año pasado y se prevé finalizarlos en 2019, y para llevarlos a cabo se cuenta con la colaboración de los Ayuntamientos de Lleida y Tàrrega. Estos consistorios colaboran facilitando y promoviendo los contactos para encontrar personas interesadas en participar en la investigación.

El primer proyecto de investigación que ha puesto en marcha NeuroLleida, que es pionero en el territorio leridano, analizará qué relación existe entre el funcionamiento cognitivo, el nivel de actividad y las quejas cognitivas, y estudiará si se pueden identificar variables protectoras del deterioro cognitivo. Las variables protectoras son aquellos factores que reducen la probabilidad de desarrollar una demencia, como son evitar el aislamiento social, hacer actividad física y cognitiva, adoptar buenos hábitos de salud, etc.

En esta investigación participarán 80 personas de más de 60 años de la ciudad de Lleida y de Tàrrega que no presenten deterioro cognitivo en grado de demencia ni trastornos psiquiátricos graves. Se les harán varias pruebas que consistirán en una serie de tests neuropsicológicos que evaluarán la memoria, la capacidad de atención y la fluencia verbal, así como varios cuestionarios que valorarán si la percepción que tiene la persona de su funcionamiento cognitivo coincide con su capacidad cognitiva real, la sintomatología depresiva, el tipo de actividades que hacen y el estado de salud.

Actualmente todavía se están reclutando personas para formar parte de los estudios.
Todos los interesados en participar o que quieran más información pueden ponerse en contacto con NeuroLleida,
mediante el correo info@neurolleida.cat o bien por teléfono 973 22 89 80.


Un segundo estudio tiene por objetivo valorar la eficacia del programa de mejora de la memoria desarrollado por NeuroLleida "Gente Activa, Mente en Forma" para la reducción de las quejas cognitivas y la mejora del rendimiento cognitivo. Las quejas cognitivas surgen a partir de la percepción que tiene la persona afectada de que sufre problemas cognitivos -básicamente de memoria- que considera superiores a los que serían esperables. Se trabajará con una muestra formada por 25 personas que habrán participado en el programa de mejora de la memoria y 25 personas de las mismas características pero que no habrán tomado parte en el proyecto. En todas ellas se las administrarán una serie de pruebas cognitivas objetivas y de quejas subjetivas, antes de iniciar el programa y una vez finalizado.


La importancia de la investigación

Esta nueva línea de trabajo de ASPID parte de la base que el Estado español tiene una sociedad muy envejecida y que el envejecimiento poblacional continuará incrementándose en los próximos años; este envejecimiento va asociado a muchas patologías crónicas, y unas de las más importantes para la gravedad y el gasto económico y social que genera son las demencias, como por ejemplo la enfermedad de Alzheimer.

Por otra parte, actualmente no hay un tratamiento curativo para la gran mayoría de las demencias, por lo que una buena parte de las políticas mundiales se encamina a conocer factores relacionados con la prevención. Gracias a la investigación desarrollada hasta el momento, sabemos que hay factores relacionados con la instauración de las demencias, algunos que aumentan la probabilidad de desarrollarlas (llamados "factores de riesgo") y otros reducen la probabilidad ( "factores protectores" ). El conocimiento de estos factores facilita la posibilidad de intervenir y modificar la incidencia y prevalencia de las demencias.


Entre 4.600 y 5.500 casos de demencia en Lleida

Según el informe Impacto social de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, publicado por la Fundación Cerebro, perteneciente a la Sociedad Española de Neurología (SEN), hoy en día la demencia es una de las enfermedades crónicas más frecuentes y se estima que a la población mayor de 65 años la afectación está entre el 4% y el 9%, unos porcentajes que se eleva hasta entre el 31% y 54% cuando se superan los 90 años.

El número de casos actuales en España se sitúa en torno a los 500.000-600.000, cifra que extrapolada a la población de la demarcación de Lleida se situaría entre 4.600 y 5.500 casos aproximadamente. En España, a mediados de este siglo la cifra podría llegar al millón, según el Instituto Nacional de Estadística.

Según el citado estudio, el Alzheimer es la causa de demencia más frecuente, ya que supone entre 50 y el 70% del total de casos. El factor clave de riesgo de la demencia es el envejecimiento: dado que cada vez la población vive más años, el número global de casos aumenta. En las mujeres hay mayor afectación porque son más longevas.

Las personas con demencia, además, también sufren más enfermedades que la población general. En concreto, sufren hasta 2,4 enfermedades crónicas más, y las complicaciones más frecuentes que sufren son las alteraciones de conducta, caídas, infecciones y pérdida de la movilidad.

El coste por paciente en España se estima entre 27.000 y 37.000 € anuales, y el 80% de los que padecen esta enfermedad son cuidados por sus familiares, que asumen, aproximadamente, el 87% del coste total y invierten unas 70 horas semanales en su atención