El ictus es la principal causa de discapacidad adquirida en adultos. Una rehabilitación personalizada, intensiva y precoz es clave para reducir la discapacidad y las secuelas.

Desarrollamos un programa de rehabilitación especializado en la fase aguda y/o crónica del ictus, que se dirige a reducir los déficits y ayuda a conseguir la máxima independencia funcional a partir de tratamientos individualizados y/o en grupo.

Tratamientos individuales y / o en grupos reducidos

Rehabilitación especializada

Independencia funcional

Con el apoyo de: